Asociación entre disfunción eréctil y enfermedad coronaria. Papel de la presentación clínica de la enfermedad coronaria y extensión de la enfermedad: estudio COBRA.

Montorsi P, et al.
Publicación:
European Heart Journal (2006) 27, 2632-2639.
Objetivos:
Investigar la prevalencia de disfunción eréctil (DE) en pacientes con enfermedad coronaria (EC) de acuerdo a la presentación clínica, síndrome coronario agudo (SCA) versus síndrome coronario crónico (SCC) y la extensión del compromiso vascular (vaso único vs enfermedad multivaso).
Resultados:
285 pacientes con EC divididos en tres grupos, igualados por edad: grupo 1 (G1, n= 95), SCA y 1 vaso (1-V); grupo 2 (G2, n= 95), SCA y 2-3 V; grupo 3 (G3, n= 95), SCC. El grupo control (C, n= 95) estaba compuesto de pacientes con sospecha de EC, quiénes tuvieron arterias coronarias normales por angiografía. Se usó un score de Gensini para evaluar la extensión de la enfermedad coronaria. Disfunción eréctil (DE) se definió como cualquier valor < de 26, de acuerdo al índice internacional de función eréctil.
La prevalencia de DE fue menor en el G1 vs G3 (22 VS 65%, p < 0.001), como resultado de una menor carga ateroesclerótica definida por el score de Gensini ( 2, rango 0 a 6 vs 40, rango 19 a 68, p= 0.0001). Los controles tuvieron valores similares a G1 (24%).
Las tasas de DE del G2, fueron diferentes de las del G1, al igual que el score de Gensini ( 55%, p< 0.0001; índice de función eréctil de 24, rango de 17 a 29, p= 0.0001; score de Gensini 21, rango de 12.5 a 32, p< 0.0001) y similar a G3, sugiriendo que a pesar de la presentación clínica similar entre G1 y G2, la DE en pacientes con SCA, difiere de acuerdo a la extensión de la enfermedad coronaria. No se encontraron diferencias significantes entre el número y el tipo de factores de riesgo convencionales. El tratamiento con betabloqueadores fue más frecuente in G3 vs G1 y G2.
En G3, los pacientes que tuvieron DE, el inicio de la disfunción sexual ocurrió antes del inicio de la EC en 93%, con un intervalo promedio de tiempo de 24 ( 12-36) meses. En el análisis de regresión logística, la edad (OR 1.1; 95% IC 1.05 -1.16; p <0.0001), enfermedad multivaso (OR 2.53, 95% IC 1.43- 4.51; p = 0.0002) y SCC vs SCA ( OR 2.32, 95% IC 1.22- 4.41; p= 0.01), fueron predictores independientes de DE.
Conclusiones:
La prevalencia de DE varía entre diferentes categorías de EC y está relacionada a la presentación clínica inicial y a la extensión de la enfermedad coronaria. En pacientes con EC establecida, la DE comienza antes de la EC en la gran mayoría de pacientes, con un intervalo promedio de 2 a 3 años.
Comentario:
Los puntos clave a destacar en este estudio son: La tasa de DE varía significantemente en los pacientes con EC establecida, de acuerdo a la presentación clínica inicial y a la carga de ateroesclerosis de los pacientes. Es baja en pacientes con SCA y 1 vaso y mayor en SCC. La severidad de la DE pero no la prevalencia, está relacionada con la extensión de la EC. Los síntomas de la DE comienzan antes de los síntomas de la EC; planteándose la posibilidad de postular a la DE como un posible marcador de EC.